DEPURACIÓN DE AGUAS PARA BODEGAS

ELEVADO CONSUMO DE AGUA

Cómo todas las empresas relacionadas con la producción de alimentos o bebidas, las bodegas generan un elevado volumen de aguas residuales. La mayor parte de estas aguas contaminadas provienen de la limpieza de equipo, maquinaría y superficies utilizadas en la propia producción del vino.

 

El equipo de una bodega requiere de una limpieza constante, y eso incluye el uso de agua sobre filtros, cajas, prensas o barricas así como la limpieza de los clásicos derrames de líquido. Esto supone añadir clarificantes proteicos, cristales de tartrato, tierras y otros residuos al agua que se utiliza en la limpieza.

 

Es por ello que, desde Filtragas, trabajamos para que la depuración de aguas en bodegas siga avanzando hacia la reutilización y reciclaje de la mayor cantidad de agua posible.

 

Durante la producción, se estima que son necesarios entre 12 y 45 litros de agua por cada litro de vino producido en una bodega. El agua es necesaria en todos los procesos de producción del vino, incluyendo el prensado de la uva y la extracción del mosto.

SERVICIOS INTEGRALES PARA BODEGAS

SISTEMAS MBRs

FILTRACIÓN DE MEMBRANAS

SISTEMAS DE DEPURACIÓN DE AGUAS RESIDUALES

Deben seguirse varios pasos a la hora de reducir la cantidad de aguas residuales en una bodega.

 

Por un lado, es fundamental conocer el destino de las aguas residuales. Debemos separar el agua destinada a la explotación de la actividad de la que se utiliza en sistemas de depuración. El objetivo de una buena gestión de depuración de aguas en bodegas debe pasar por reducir el volumen y concentración contaminante de los efluentes mediante dos acciones. Por un lado, se debe economizar agua para reducir el volumen vertido y, por otro, reducir la contaminación en la fuente.

 

Si se consigue reducir levemente la cantidad de agua necesaria para la limpieza diaria, se ahorrarán cientos de litros al año. Además, deben crearse canales independientes para la eliminación del agua dependiendo de su uso para evitar mezclar las que si necesitan depuración de las que no.

 

Generalmente, las bodegas utilizan sistemas de reutilización de aguas como los MBRs, una de las tecnologías más usadas en la actualidad. En esta tecnología, la biomasa es separada del agua por filtración de membranas en lugar de decantadores secundarios. De esta forma se reduce la huella de carbono en comparación con los sistemas de lodos activados. Además, esta tecnología garantiza una mayor calidad del efluente, desinfección y capacidad de soportar un mayor COV.